Leishmaniosis: ” Mito o realidad”

 

Leishmaniosis: del mito a la realidad

– ” Hoy vamos a hablar de LA LEISHMANIOSIS, de la que todos hemos oído algo…, y casi siempre son comentarios, experiencias o artículos, que hemos visto en Internet o en Foros de propietarios. Pero no siempre se explica correctamente en qué consiste, como se transmite, su diagnóstico,  y las diferentes posibilidades de presentación y tratamiento”.

Por eso, os hablaremos desde el criterio y experiencia veterinaria, y no desde los mitos o creencias que nos han difundido en el día a día.IMG_2345

Actualidad:

– Gracias a las investigaciones de los últimos años, se dispone de un modelo de enfermedad muy bien estructurado, con  sus diferentes formas clínicas de presentación, métodos diagnósticos más fiables y sus múltiples opciones de tratamiento.
Se han mejorado muchísimo las pruebas diagnósticas (más sensibles y específicas), y los tratamientos frente a la enfermedad son más efectivos y personalizados según el caso.
– Todo ello nos permite individualizar la línea de actuación en función de la situación del animal, y realizar un diagnóstico, tratamiento y pronóstico más riguroso, que será diferente en cada animal, y no será aplicable a otros casos, (no nos vale lo que nos cuenta el vecino sobre lo que le paso a su perro).
La Leishmaniosis es una patología en la que la infección no es sinónimo de enfermedad clínica. En zonas donde existe la Leishmaniosis (endémicas), existe un 50% de perros que están infectados pero que son clínicamente sanos, en cambio,  el porcentaje de perros infectados, que están enfermos, es bajo (3-5%).

– Todo esto es importante porque además de afectar a nuestros animales, la Leishmania es una zoonosis ( se transmite a los humanos ), y debemos tratar a nuestras mascotas para evitar que se propague la enfermedad.

Transmisión:

Mosquito flebotomo transmisor de leishmania

Mosquito flebotomo transmisor de leishmania

La leishmania es un parásito, (protozoo hemático), que se transmite por medio de dos vectores (mosquitos) Phlebotomus perniciosus y Phlebotomus arias. Se dan dos presentaciones de la enfermedad, Cutánea y Visceral (piel y órganos).
Este mosquito es muy pequeño 2-3 mm, habita en lugares secos, y busca lugares oscuros y húmedos como sótanos, zonas de escombros, agujeros de muros, madrigueras, etc, sólo para reproducirse. Por tanto no se asocia a charcas ni aguas estancadas como los mosquitos.
El flebotomo transmite la enfermedad cuando pica. Sólo pican las hembras y no lo hacen buscando su alimento corriente, sino porque necesitan alimentarse de sangre para poder desarrollar y poner sus huevos. Las picaduras por flebotomos suceden más frecuentemente al anochecer.
Otras vías de transmisión, que están en estudio aún, son a través de garrapatas y pulgas, y a través de líquido seminal, y también transmisión directa perro-perro, pero esto último es una hipótesis en estudio y aún no se ha confirmado.
En general, los perros seropositivos enfermos, demuestran una mayor infectividad para los flebótomos, que los perros seropositivos subclínicos, y permanecen “estériles” para los flebótomos, entre 4 y 6 meses después del tratamiento.
¿Nos puede transmitir la enfermedad nuestro perroNo, para que ocurra esto, un mosquito debe picar a nuestro perro, y que esté infectado (que tenga Leishmania), deben pasar 7 días para que ese mosquito sea infectante, y luego ese mismo mosquito picarnos a nosotros, pero si nuestro sistema inmunológico está bien, no sufriremos la enfermedad (riesgo en pacientes inmunodeprimidos).

Formas clínicas:

Una vez que nuestra mascota ha sido picada por el mosquito pueden ocurrir varias cosas:Bulldog

1.- Que sea un perro Infectado pero no enfermo (seropositivo no enfermo).
2.- Que sea un perro infectado y desarrolle la enfermedad (seropositivo enfermo).

Estos animales actuaran como reservorios de la enfermedad, viéndose que existe predisposición racial (aunque se puede dar en cualquier raza), siendo las principalmente afectadas Bóxer, Cocker Spaniel, Rottweiler y Pastor alemán, y dándose más casos en animales de 2-3 años y de más de 8 años de edad.
Por último, se ha propuesto considerar a los humanos como reservorio de la leishmaniosis en la coinfección L. infantum/VIH, bien por el uso compartido de jeringuillas, o a través de la picadura de flebotomos parasitados tras haberse alimentado de estos enfermos.

Se producen dos formas clínicas de la enfermedad:

– Cutánea.

– Visceral (mucocutánea).

Pruebas diagnósticas:

IMG_2706

Analisis sangre para detección de leishmania

Al picar un mosquito a nuestra mascota, inocula el parásito, y en un porcentaje pequeño de animales, los mecanismos de inmunidad innata abortan la infección localmente, y destruyen al parásito. En la mayoría casos, por el contrario, la infección se extiende localmente y desencadena una respuesta inmunitaria específica.

En función del tipo de respuesta, la infección progresa hacia la enfermedad clínica o bien permanece controlada. Se pueden activar 2 tipos de inmunidad:

– Inmunidad Celularlos macrófagos son activados y destruyen los parásitos, estos animales son seropositivos  (desarrollan Ac),  pero sus macrófagos han destruido el parásito. Animal Infectado pero no enfermo.
 Inmunidad Humoralse producen anticuerpos masivamente, pero la producción de macrófagos es baja, o no se activa, y la infección no se controla, avanzando a una enfermedad clínica. Animal infectado y enfermo.

Debido a estas diferencias de desarrollo y presentación de la enfermedad, el diagnóstico puede ser muy difícil, y siempre será enfocado de forma individualizada.
El diagnóstico, se confirmará en un paciente que presente signos clínicos o alteraciones clinicopatológicas compatibles con la enfermedad, y con una serología cuantitativa (IFI, ELISA) positiva, que es el mejor método de confirmar un diagnóstico sospechoso de Leishmania, ya que:
1.- Se sabe que un título de Acs elevado está correlacionado con la enfermedad clínica (es decir, no indica solo infección).
2.- Es simple, rápido, barato, y está fácilmente disponible.
3.- Sirve para evaluar la respuesta del paciente a la terapia.IMG_2747

Las famosas técnicas de PCR, son más adecuadas para identificar la infección (ponerle nombre y apellidos), que para el diagnóstico ordinario de la enfermedad, y generan numerosos problemas y confusiones, ya que el PCR informa de la presencia de DNA del parásito en la muestra analizada, y es una técnica cualitativa (positivo/negativo), y no ayuda a distinguir un infectado-sano de un infectado-enfermo.

El PCR puede ofrecer un resultado negativo en:
1. Un perro no infectado, que no padece leishmaniosis.
2. Un perro infectado, con parásito en otras partes del organismo aunque no en la muestra estudiada (situación común).
3. Un perro infectado y enfermo de leishmaniosis, con parásito en otras partes del organismo aunque no en la muestra estudiada (situación rara, pero posible).

El PCR puede ofrecer un resultado positivo en:
1. Un animal infectado, pero que no padece la leishmaniosis, (situación más común en zonas endémicas).
2. En un animal enfermo.

Todo esto genera resultados y diagnósticos que nos pueden llevar a una mala interpretación de lo que le ocurre a nuestro animal. La correlación entre cuadro clínico y resultado de la técnica, es mucho mayor en la serología (IFI, Elisa), como han demostrado diversos estudios, que con la PCR.

Prevención:

El control de la Leishmaniosis comienza en la prevención de la enfermedad. Que mejor tratamiento que no contraiga la enfermedad nuestro animal. Es la primera barrera externa, de defensa, frente a la enfermedad.

Hay numerosos productos repelentes antiparasitararios en el mercado (pipetas, collares, comprimidos, etc), que deben ser administrados durante prácticamente todo el año, en zonas endémicas (Marzo-Octubre).

A estos productos se han unido otros fármacos, que actúan desde el interior de nuestro animal, otorgándole una respuesta inmunitaria un poco más efectiva frente al parásito.

IMG_2847

Detección precoz de leishmania. Control bianual.

Y además, se ha conseguido desarrollar una vacuna, que en condiciones de exposición rigurosas, en zonas muy endémicas, ha demostrado ser capaz de reducir cuatro veces el riesgo de que un perro desarrolle la infección activa o la enfermedad sintomática. Como la gran mayoría de las vacunas, no impide que el patógeno entre en el cuerpo, sino que estimula y dirige la respuesta inmunitaria para hacer frente a la exposición e impedir que la infección progrese hasta la enfermedad activa.

Luego si prevenimos la picadura del mosquito, administrando los repelentes de forma rigurosa a nuestro animal, le protegeremos desde fuera, y si aún así, el mosquito consigue picar y transmitir la enfermedad, con la vacunación aportaremos una línea de defensa interna mucho más efectiva frente al desarrollo de la enfermedad, consiguiendo que nuestro animal, en el peor de los casos, sea seropositivo, pero no desarrolle la enfermedad.

Tratamiento:

Pero si finalmente se produce la aparición de síntomas y desarrollo de la enfermedad, debemos saber las opciones que disponemos.

El tratamiento de la Leishmaniosis varía en función de cada caso, y no siempre es el mismo, debido a la variedad de manifestaciones clínicas de la enfermedad. Este tratamiento se debe planificar definiendo bien la situación del caso clínico, con un correcto diagnóstico.

Debemos saber que actualmente no existen fármacos que produzcan ” curación parasitológica”, pero si mejoran el cuadro clínico, aunque pueden aparecer recaídas.

De entre todos los fármacos disponibles, los leishmanicidas más utilizados son los antimoniales pentavalentes (Glucantime®), seguidos de la miltefosina (Milteforan®) en combinación con el leishmaniostático por excelencia que es, por su inocuidad y eficacia, el alopurinol (Zyloric®).

La mejoría clínica de los perros enfermos variará dependiendo del estado clinicopatológico previo de los mismos y normalmente se observa entre el primer y tercer mes de tratamiento. Es bien conocido que los perros con grave daño renal tendrán en general una peor recuperación clínica. Se aconseja la interrupción del alopurinol cuando el paciente se haya recuperado clínicamente (historia clínica, examen físico y pruebas de laboratorio) de forma completa y cuando los niveles de anticuerpos sean negativos o débilmente positivos.

Seguimiento:

Hemos conseguido mejorar a nuestro animal, y parece curado!!!  ¿Y ahora que hacemos? Pues debemos hacer un seguimiento de la enfermedad al mes, 2, 3,6 y 12 meses. Y en cada revisión deberemos realizar:

Una exploración clínica del animal,  analítica completa, análisis de orina y Proteinograma, y a partir de los 3 meses control del título de Ac con serología (antes no es necesario). Se pueden realizar ocasionalmente, según el caso, otro tipo de pruebas.

Cuidados:

La mejoría clínica de los perros enfermos variará dependiendo del estado clinicopatológico previo de los mismos y normalmente se observa entre el primer y tercer mes de tratamiento. Es bien conocido que los perros con grave daño renal tendrán en general una peor recuperación clínica. Se aconseja la interrupción del alopurinol cuando el paciente se haya recuperado clínicamente (historia clínica, examen físico y pruebas de laboratorio) de forma completa y cuando los niveles de anticuerpos sean negativos o débilmente positivos.

 

IMG_2340

Consulta Prevención y control de leishmania.

Finalmente, el mejor aliado de nuestra mascota, frente a la enfermedad, ES NUESTRO VETERINARIO!!!! No lo olvidéis, y preguntarle cualquier duda, el os ayudará mejor que nadie!!!!

 

Anuncios

Un gato no es un perro pequeño

“ Me parece que el gato que he comprado está enfermo o le pasa algo, porque no salta, no corre a por la pelota, ni me trae las zapatillas moviendo el rabo, come cuando le apetece, casi no bebe agua, no le gusta que me pase las horas acariciándolo y cepillándolo, y sin embargo, a veces, no deja de frotarse contra mis piernas, no duerme por la noche y se la pasa corriendo como si se hubiese tragado al demonio de Tasmania, y luego se pasa el día tumbado y dormitando, le saco a pasear y no orina en la calle cuando se lo digo, y además cuando lo hace, NO LEVANTA LA PATA Y NO DICE GUAU!!!… no sé, algo raro pasa “

Creo que esto no me sienta muy bien

¡¡¡Jejejeje, pues que es un gato y no un perro!!!!

Estos pensamientos en voz alta pueden ocurrir cuando adoptamos o compramos un gato, si no hemos tenido nunca uno. El gato es un animal especial, y totalmente diferente a un perro, sí, tiene cuatro patas, pelo, rabo y orejas, pero no es un perro. Sin embargo es una mascota ideal para convivir…., si sabemos como tratarla y cuidarla…, porque sino, se convierte en un problema para sus dueños.

Vamos a ver, por encima, algunas diferencias con los perros. Si necesitáis más información, la obtendréis en los links que os iremos aportando en este post.

La comida

El gato es un depredador solitario, comen muchas veces al día y en pocas cantidades, a diferencia de los perros, que si por ellos fuera, comerían muchas veces al día, en grandes cantidades, jejeje.

Por esto, debemos colocar varios puntos de alimentación, distribuidos por la casa, o colocar pequeñas porciones de comida en lugares u objetos de difícil acceso, para provocar que estimulen su instinto de búsqueda, y a veces, hay que conseguir que puedan “cazar” ese objeto.

Pueden tener uno o más comederos también, y si alguno está en un sitio elevado mejor.

Un gato obeso es un gato enfermo

Es importante tener en cuenta que el gato no bebe la cantidad de agua necesaria, y esto provoca que concentren la orina, y que tengan predisposición a formar cálculos urinarios, para ello existen dietas comerciales, que tienen en cuenta este aspecto, por lo que su alimentación debe ser muy específica, controlada y de calidad

QUE INTERESANTE PARECE LO QUE CUENTA

Su relación con nosotros y el entorno

Son animales que parece que son insociables, pero tienen una necesidad permanente de control y organización social en su vida. Se relacionan con otros gatos por medio del marcaje urinario y de las uñas. Marcan zonas de su ambiente familiar, para tenerlas controladas, y que otros gatos las puedan reconocer.

Desarrollan sus habilidades por medio del juego de caza, por eso hay que tener cuidado cuando son pequeños y van creciendo y desarrollando esas “aptitudes”, que pueden provocar accidentes involuntarios al jugar con ellos (mordiscos, arañazos, etc…), y que podemos confundir con una agresión.

Debemos tener uno o dos zonas de juego diferenciadas a disposición del gato (si vive en interior exclusivamente), e incluso modificar o introducir elementos nuevos para que no se aburran.

Además deben tener un lugar seguro donde esconderse, preferiblemente en un sitio elevado, donde puedan encaramarse y sentirse seguros y poder observar el entorno.

Su relación con nosotros no va a ser como la de un perro con su dueño, no toleran un contacto prolongado, es preferible dejar que se acerquen a nosotros y que sean ellos los que decidan el tiempo y el tipo de contacto. A veces lo hacen frotando su cabeza contra nuestras piernas, no es que estén siendo cariñosos, nos están marcando con sus feromonas!!! Para que otros gatos sepan que, SOMOS SUYOS!!! Aquí descubrimos que no tenemos un gato, EL NOS TIENE A NOSOTROS !!

Aún así, les gusta que les acariciemos por la cabeza y en el cuello, y debajo de la mandíbula, pero brevemente, por regla general.

PUES NO ES TAN GRAVE VENIR AL VETERINARIO

Sus cuidados higiénicos y Veterinarios

Los gatos son animales extremadamente limpios, por lo que comentábamos anteriormente de los olores y del marcaje, dedican bastante tiempo a acicalarse, pero además distribuyen sus feromonas por su cuerpo, de tal forma que al acariciarles o al frotarse con objetos o con nosotros nos están impregnando de su sello personal.

Como al resto de animales con los que convivimos, debemos llevarles al veterinario , ya que pueden transmitir enfermedades si no se tienen unos cuidados veterinarios básicos, desparasitarles regularmente y vacunarles frente a sus enfermedades de riesgo. En esto se diferencian bastante de los perros, como podéis ver en estas recomendaciones de vacunación

Además, debemos realizar una serie de pruebas para descartar enfermedades importantes, que puedan sufrir,                    ( Leucemia, Inmunodeficiencia Felina, PIF, Calicivirus …),  o transmitirnos ( Parásitos Intestinales,Toxoplasmosis,…  ), como la Leucemia Felina e Inmunodeficiencia,  PIF, etc… ( pincha aquí ). Y un chequeo o dos anuales, nos ayudaran a prevenir o diagnosticar precozmente cualquier patología que no hayamos detectado, ya que los gatos expresan muy poco los signos de enfermedad, o mejor dicho, somos muy malos en detectar estos signos (se mueven menos, se esconden, no juegan tanto, evitan el contacto, comen menos, no orinan o lo hacen en sitios diferentes a su arenero, o simplemente tiene un pelaje malo, o engordan mucho…)

Como veis se diferencian bastante de los perros y sobre todo NO LADRAN, MAULLAN!!!

Si queréis saber más sobre estos maravillosos bichejos, su manejo, y alteraciones de comportamiento, pinchar en estos links de abajo:

https://gatosyperros.wordpress.com/2014/09/08/mi-gato-esta-bien-alimentado/

http://alcarriaveterinaria.wordpress.com/2014/09/11/embarazo-y-gato-son-compatibles/

http://cvsur.wordpress.com/2014/09/11/mi-gato-no-quiere-ir-al-veterinario-i/

http://ac.els-cdn.com.are.uab.cat/S0195561614000114/1-s2.0-S0195561614000114-main.pdf?_tid=3adaf066-3429-11e4-9c83-00000aab0f27&acdnat=1409831421_c98c3f80f0a0ad38bc2401e5f75ef1d1

http://ac.els-cdn.com.are.uab.cat/S0195561614000084/1-s2.0-S0195561614000084-main.pdf?_tid=84cf2ec6-3429-11e4-8892-00000aab0f27&acdnat=1409831545_b1ce03a214057d52a79b9cd7a5686f0f

http://www.etologiaveterinaria.net/etologia-felina/un-gatito-nuevo-en-casa/

Viaja con nosotros…si quieres gozar!!!

Gato-tomando-sol vida-de-perros

Por fin llegó el verano!!! y con él , las vacaciones!!! Ahora nos asalta la pregunta: ¿ Donde puedo ir que me dejen llevar a mi mascota?, sea la que sea, y tenga el tamaño que tenga.

Una buena pagina web es http://www.hotelesperros.com, en ella podréis consultar hoteles de toda España donde se puede ir con animales. Consultar precios y ver localizaciones y prestaciones, aunque paginas hay miles, esta en concreto la utiliza el Corte Ingles, así que ofrece garantias… , cuidado donde nos metemos en Internet….

En las agencias de viaje ( no voy a citar nombres, para que no se descubra mi comisión ), nos podemos informar sobre alojamientos destacados.

Pero lo principal, antes de elegir destino, es:

– Revisar el estado de nuestra mascota.

– Ponerla al día en sus vacunaciones y desparasitaciones, externas e internas.

– Actualizar la cartilla o pasaporte.Link 1

– Informarnos en nuestro veterinario de las precauciones que debemos tener en la zona que elijamos y las posibles enfermedades endémicas que existen en esa localización . Así podremos prevenir, antes que curar.

– Informarnos de la existencia de centros veterinarios cercanos y de calidad contrastada ( nuestro veterinario nos podrá informar o ayudarnos en este aspecto ).

– Una vez localizado el centro, quedarnos con su telefono y dirección a mano, por lo que pueda ocurrir.

– Si nuestro animal padece alguna enfermedad o está en tratamiento, consultar a nuestro veterinario sobre la idoneidad de realizar el viaje, y consultar con algún centro del lugar de vacaciones para informarnos si prestan servicios de urgencias y consultas de especialidad.

perro-graciosos-colchoneta-piscina-verano-vacaciones

Una vez realizadas estas comprobaciones, debemos consultar qué requisitos y/o obligaciones nos requieren en el lugar escogido. Algunos lugares de residencia exigen ciertas vacunas, que no solemos poner a nuestros animales, o certificados de buena salud e incluso documentación en regla, en caso de ser razas potencialmente peligrosas.

Todo esto lo debemos tener en cuenta antes de elegir el destino y de pagarlo….

En España hay cientos de destinos que aceptan mascotas y aún más en el extranjero. En estos hoteles nos informarán, o deberían hacerlo, de:

– Si pueden dormir en la habitación con nosotros , o si lo hacen en estancias independientes.

– Si pueden quedarse solos.

– Que zonas pueden visitar del hotel ( todas, zonas comunes, playa, piscina, etc )

– Que tipo de razas y hasta el tamaño que admiten en el hotel: Puede que admitan perros , pero de menos de 15 kg.

 

Una vez elegido el destino , hay que tener en cuenta el medio de transporte que vayamos a utilizar, y en qué condiciones viajará nuestra mascota.Link 2

Si es a la playa, además del alojamiento, tendremos que tener en cuenta en qué playas nos dejaran estar con nuestro animal. Link 3

camuflajegatos en bikinivacaciones

 

Si es a la montaña, estas paginas web te ayudarán:

http://ruralverd.es/sugerencias/casas-donde-aceptan-animales-de-compania_n_1028.aspx?gclid=CKbaysaImL8CFenItAodt0QAtw

http://www.casasruralesconencanto.com/que-admiten-animales.php

fotos-raza-montana-pirineos-p huski-siberiano-siberian-huski-perros me-gusta-esquiar

Y si has pensado salir de España al extranjero deberas tener en cuenta:

1.- Documentación, y cartilla sanitaria o Pasaporte del animal, en regla y actualizados.

2.- Vacunación de Rabia, Identificación del animal , Desparasitación externa e Interna realizada 24-48 horas antes del viaje.

3.- Certificado de salud firmado y sellado por un veterinariuo colegiado.

4.- Consultar en el Consulado o Embajada los requisitos para acceder al pais.

5.- Consultar con la compañia con la que viajemos ( avión , barco o tren ), sobre los requisitos y obligaciones para viajar con animales.

articulo-vacaciones-perro-manejandoperro con birragato-auto

Y finalmente… HACER LAS MALETAS Y SALIR A DISFRUTAR!!!

FELIZ VERANO A TOD@S!!!

http://www.centroveterinariosananton.es

info@centroveterinariosananton.es

https://centroveterinariosananton.wordpress.com

 

 

Link 1 :  http://www.viajarconperros.es/web/productos/documentacion.html

Link 2 :  http://www.viajarconperros.es/web/productos/transporte.html

Link 3 : http://www.viajarconperros.es/web/productos/playas.html

MI DUEÑO CREE QUE ESTOY GORDO

Mi dueño “CREE” que estoy gordo!!!

1Bulldog

Llevo tiempo mirándome en el espejo, y no me veo con el

cuerpo atlético que me caracterizaba….

 

Me presento, me llamo Falete, no sé porqué, pero a mi

dueño le hace gracia, y parece que tiene relación con mi

aspecto y condición corporal.

 

Yo no creo que esté tan gordo. Pienso que es un problema, en

principio, de percepción individual, de saber lo que es…

ESTAR OBESO!!!!

 

Intento explicarle a Ronaldo (mi dueño…), que a veces es difícil determinar, en los perros, cual es el peso ideal. Y aún más…cual es la condición corporal ideal…. Pero no lo entiende.

 

Hay muchas razas de perros, y dentro de esas razas hay mucha variabilidad, en función de muchos factores :

– Factores genéticos.

– Edad.

– Sexo.

– Esterilización.

– Tratamientos contraceptivos.

– Obesidad secundaria a las enfermedades

endocrinas.

– Obesidad secundaria a la administración

de medicamentos.

– Sedentarismo y falta de ejercicio.

-Alimentación no adaptada a los

requerimientos energéticos del individuo.

– Dimensión social del alimento.

– El perro único. Link 1

 

Por todo esto, sigo diciéndole QUE NO ME LLAME GORDIFLUCHI!!!.

 

img_3992-edit-640x960 trichet

 

 

 

¡Ya está!….Ayer me planté, y le dije que no podíamos seguir así, que definíamos lo que era peso ideal, o buscábamos una forma de medir y controlar ese estado….

 

Y parece que al hablarle prestó atención….. la verdad es que se quedo tieso!!!

 

 

1.- Primero le hice rellenar un cuestionario (al cual no acepto de muy buen grado, porque siempre está muy ocupado…no sé en qué…). Era sencillo e indagaba, sobre todo, en estos aspectos:

– Donde vivo, a que dedico mi tiempo libre, cuanto tiempo paso solo, si hago ejercicio,     cual es mi alimentación … todo esto ayuda a hacerse una idea del estilo de vida de mi    dueño y mío, y de cual es nuestra percepción de una vida sana y equilibrada.

 

2.- Establecimos cual es el peso ideal de mi raza (Bulldog, por cierto…), siendo adulto, antes de estar “gordo “….algo más o menos estándar jejeje. Link 2

 

3.- Nos hicimos unos “Selfie’s”, para establecer un punto de partida, y saber hacía donde vamos, y si cumplimos nuestros objetivos. Fué para olvidar…no lo vuelvo a repetir…

 

1894de3fea9801d7c5f81e4c297d84ab20090404 JuliePoole

4.- Evidentemente…llego la “prueba de fuego “, y nos subimos a la báscula…y se escuchó:

 

“Por favor, subirse de uno en uno “

 

5.- Que báscula más borde!!!… Link 3 Después de la humillación, comprobamos en nuestras propias carnes como estamos, palpando con las manos, determinadas zonas:

–          Si notamos las costillas, o si ni siquiera las percibimos bajo la grasa…

–          Mirando desde arriba vemos, o no…la cintura.

–          Mirar si el pliegue abdominal es visible.

–          Si tenemos acúmulo de grasas en la base de la cola, caderas, columna, etc…

 

Después de todo esto, llegamos a formularnos, lo que podría ser un perro en su peso ideal:

 

–          Disfruta del ejercicio, sus articulaciones no sufren por sobrepeso.

–          Tiene hábitos alimentarios correctos (no comida casera).

–          Respira correctamente y no sufre disneas por exceso de grasa.

–          Tiene una condición corporal adecuada, se aprecia la musculatura y no se ven

acúmulos de grasa, en flancos, caderas, columna y lomo.

–          El corazón no sufre patología por acumulo de grasas.

–          No existen enfermedades relacionadas con obesidad, diabetes, Artrosis, etc…

–          Entramos en el bañador!!!!

 

trichet 15379669-bulldog-ingles-riendo-a-la-camarad95e8ad8651f23f83c85411298dd961c
LA PERCEPCION DE LA REALIDAD VARIA CON LOS OJOS CON LOS QUE SE MIRE
 

 

 

PD: Los gatos también engordan!!! Pero eso lo hablaremos otro día. Link4

 

 

Link1:http://veterinarios.royalcanin.es/informacion-cientifica-2/enciclopedia-de-la-nutricion-caninafile

 

Link2: http://veterinarios.royalcanin.es/lanzamientos  (Condición Corporal)

 

Link3: http://www.esteve.es/EsteveArchivos/consultasonline/tiroidpro/es/tabla_pesos.pdf

 

Link4: http://www.ivis.org/advances/rcfeline_es/A5301.0909.ES.pdf?L

 

 

GINGIVOESTOMATITIS : AL FILO DE LO IMPOSIBLE

 

Imagen  Sobre la Gingivoestomatitis hemos leído mucho, se ha escrito mucho, y nos han contado mucho, sobre sus causas, diagnósticos y tratamientos (Link 1). Pero cuando nuestro gato la sufre, siempre terminamos con la misma sensación, podemos conseguir que “ZARPAS “se encuentre bien…

 

            Pues claro que sí, pero todo dependerá de la constancia de nuestros cuidados, del estado de nuestro gato, y de donde esperamos llegar. Es importante tener:

 

            1.- Diagnóstico Inicial.,

            2.- Plan de tratamiento individualizado.

            3.- Objetivos: que nos marcaremos a corto, medio y largo plazo.

           

            Sabiendo donde queremos y podemos llegar, el éxito está asegurado.

 

            No podemos engañarnos pensando que vamos a hacer desaparecer la enfermedad con un tratamiento que nos prescriba el veterinario, pero sí podemos fijarnos un objetivo a corto y medio plazo, e ir mejorándolo, dentro de las posibilidades que nos marque el estado de nuestro animal.

 

            Y no es lo mismo, que tengamos una enfermedad muy avanzada, en un animal mayor, con enfermedades asociadas y unos malos hábitos alimentarios y de higiene oral, que un animal joven, diagnosticado tempranamente, sin enfermedades asociadas y con buenos hábitos dietéticos.

           

    

 

 

 

 

            Todos tienen tratamiento, porque intentaremos mejorar su estado de salud y controlar la enfermedad, pero su objetivo de “curación“será diferente. En ambos casos, este objetivo siempre debe ser mejorar por lo menos la calidad de vida (control del  dolor, control de la placa y de la inflamación, y que “ZARPAS “coma bien y esté contento  )…

 

 

            1.- Diagnóstico Inicial:

 

            1.-Análisis sanguíneo completo (Hematología y Bioquímica)

            2.- Test diagnóstico vírico (Leucemia felina, Inmunodeficiencia, Calicivirus,     Herpesvirus Felino I)

            3.- Evaluación odontológica (Exploración y Radiología dental) Fotos*

            4.- Biopsia (en lesiones y zonas adyacentes)

           

           

            2.- Plan de Tratamiento Individualizado:

 

             Se ajustará a las características de nuestro gato, pero deberá cumplir unos puntos claves:

 

                       

            1.- Estado del gato al inicio del tratamiento (Estado general, enfermedades y               factores predisponentes asociados, grado de la lesión). (Link 2)

            2.- Dieta. (Link 3)

            3.- Higiene oral diaria.

            4.- Control de Inflamación.

            5.- Control de otras enfermedades dentales.

            6.- Tratamiento odontológico y quirúrgico.

 

            3.- Objetivos:

 

            Si le hacemos fotos y videos al principio del tratamiento a nuestro gato, y al cabo de un tiempo las volvemos a realizar, sabremos que grado de éxito ha tenido el tratamiento.

 

            Debemos tener presente que en un primer inicio del tratamiento puede ser necesario un tratamiento odontológico agresivo, con extracción de todas las piezas afectadas y resección de toda la mucosa susceptible de estar dañada.

            Tras este primer estadio, el tratamiento médico puede ir encaminado en diferentes objetivos, pero siempre con el objetivo de reducir el antígeno oral. Para ello nos ayudará el control de dolor e infección, reducción de exposición a placa, limpieza oral y desinfección diaria y control del sistema inmunológico. (Link 4)

 

            Teniendo claro estos puntos, sabremos si lo estamos haciendo bien, independientemente del estadio del proceso, del estado del animal,  de quien lo trate y  del tratamiento recomendado, porque seremos nosotros quien nos marquemos nuestro objetivo.

 

 

 

 

 

 

Link 1: http://avepa.org/pdf/boletines/Medicina_Felina_Boletin5.pdf

Link 2: http://www.virbac.es/p-virbacespubes/pdf/Virbagen_Omega/ESTUDIOS_CLINICOS/geo.pdf

 Link 3: http://www.ivis.org/advances/rcfeline_es/A5310.0610.ES.pdf?LA=2

Link 4: http://argos.portalveterinaria.com/noticia/1424/ARTICULOS-ARCHIVO/Complejo-estomatitis-linfocitica-plasmocitica-del-felino.html

 

Fotos * en nuestra pagina Web, pesan mucho.